jueves, 26 de febrero de 2009

Día 2- No eres un accidente (Vida con propósito)



Yo soy el Creador de ustedes. Estaban bajo mi cuidado
aún antes de que nacieran.

Isaías 44:2 (CEV)

Dios no juega a los dados.

Albert Einstein

Usted no es un accidente.
Su nacimiento no fue un error o un accidente, y su vida no es una casualidad de la naturaleza.
Puede que sus padres no lo hayan planeado pero Dios sí lo planeó. El no se sorprendió
del todo de su nacimiento. De hecho, El lo esperaba.
Mucho antes de que fuera concebido por sus padres, usted fue concebido en la mente
de Dios. El fue el primero que pensó en usted. No es por el destino, o por la casualidad o por
la suerte, o por coincidencia que usted está respirando en este momento. Usted está vivo
¡porque Dios quiso crearlo! La Biblia dice, "El Señor cumplirá su propósito para mí." 1
Dios prescribió cada uno de los detalles de su cuerpo. El escogió deliberadamente su
raza, el color de su piel, y todos sus rasgos. El hizo su cuerpo como si fuera una orden especial
de cliente, exactamente de la manera que El lo quería. El también determinó los talentos
naturales que poseería y su personalidad única. La Biblia dice, "Tú me conoces por dentro y por
fuera, tú conoces cada hueso en mi cuerpo; tú conoces exactamente cómo fui hecho, poco a poco; tú conoces
cómo fui esculpido de la nada a lo que soy." 2
Porque Dios lo hizo por una razón, El también decidió cuándo nacería y cuánto tiempo
viviría. El planificó de antemano los días de su vida, escogiendo el tiempo exacto de su nacimiento
y de su muerte. La Biblia dice, "Me viste antes que naciera y pusiste en una agenda cada
día de mi vida antes que empezara a respirar. ¡Cada día fue anotado en tu Libro!" 3
Dios también planeó dónde nacería y dónde viviría para Su propósito. Su raza y su nacionalidad
no son un accidente. Dios no dejó ningún detalle a la casualidad. El lo planeó todo
para Su propósito. La Biblia dice, "De un hombre él hizo todas las naciones,... y él determinó el
tiempo que se les ha dado y los lugares exactos donde deberían de vivir." 4 Nada en su vida es arbitrario.
Todo es con un propósito.
Lo más impresionante de todo es que Dios decidió cómo nacería. No importa cuáles
hayan sido las circunstancias de su nacimiento o quiénes son sus padres, Dios tenía un plan
al crearlo a usted. No importa si sus padres fueron buenos, malos o indiferentes. Dios sabía
que esos dos individuos poseían exactamente la combinación genética correcta para crear el
"Usted" especial que él tenía en mente. Ellos tenían el ADN que Dios quería para crearlo.
Aunque hay padres ilegítimos, no hay niños ilegítimos. Muchos niños no son planeados
por sus padres, pero sí son planeados por Dios. El propósito de Dios tomó en cuenta el
error humano e inclusive el pecado.
Dios nunca hace nada accidentalmente, y él nunca comete errores. El tiene una razón
para todo lo que él ha creado. Cada planta y cada animal fueron planeados por Dios. Y cada
persona fue diseñada con un propósito en mente. El motivo de Dios al crearlo fue Su amor.
La Biblia dice, "Mucho antes de que él pusiera las fundaciones de la tierra, él nos tenía en mente, él
había decidido que nosotros seríamos el enfoque de su amor." 5
Dios estaba pensando en usted aún antes de que creara el mundo. De hecho, ¡por eso
fue que lo creó! Dios diseñó el medio ambiente de este planeta para que pudiéramos vivir en
él. Somos el enfoque de Su amor y lo más valioso de toda Su creación. La Biblia dice, "Dios
decidió darnos vida a través de la palabra de la verdad para que fuéramos lo más importante de todo lo
que él ha hecho." 6 ¡Así es cuánto Dios lo ama y lo valúa!
Dios no hizo las cosas desordenadamente; El lo planeó todo con gran precisión. Cuanto
más los físicos, los biólogos, y otros científicos aprenden acerca del Universo, mejor entendemos
cómo está especialmente equipado para nuestra existencia, cómo está hecho especialmente
con las especificaciones exactas que hacen posible la vida humana.
El doctor Michael Denton, jefe de investigaciones en genética molecular humana de la
University of Otago en Nueva Zelandia, ha concluido que, "Toda la evidencia disponible en
las ciencias biológicas apoya la proposición central... que el cosmos es un todo especialmente
diseñado con vida; y la humanidad es su meta y propósito fundamental: Un todo en el que
todas las facetas de la realidad tienen su significado y su explicación en este hecho central." 7
La Biblia dijo la misma cosa hace miles de años: "Dios formó la tierra... él no la creó para que estuviera
vacía sino que la formó para que fuera habitada." 8
¿Por qué hizo Dios todo esto? ¿Por qué se tomó la molestia de pasar por todos los problemas
de crear un Universo para nosotros? Porque él es un Dios de amor. Esta clase de amor
es difícil de sondear pero es fundamentalmente confiable. ¡Usted fue creado como un objeto
especial del amor de Dios! Dios lo creó para amarlo. Esta es una verdad sobre la que puede
edificar su vida.
La Biblia nos dice, "Dios es amor." 9 No dice que Dios tiene amor. ¡El es amor! El amor es
la esencia del carácter de Dios. El amor que existe en la comunión de la Trinidad es perfecto,
por lo tanto, Dios no necesitaba crearlo a usted. El no se sentía solo. Pero él quería hacerlo a
usted para expresar Su amor. Dios dice, "Los he acarreado desde que nacieron; los he cuidado desde
que nacieron. Y aún cuando estén viejos, yo seré el mismo. Aún cuando el cabello de ustedes se haya
vuelto canoso, los cuidaré. Yo los hice y los cuidaré." 10
Si Dios no existiera, todos seríamos "accidentes": el resultado de una probabilidad descomunalmente
impredecible del Universo. Podría dejar de leer este libro, porque la vida no
tendría ni propósito, ni significado, ni importancia. No habría lo bueno y lo malo y no habría
ninguna esperanza más allá de sus breves años aquí en la tierra.
Pero hay un Dios que lo creó por una razón, ¡y su vida tiene un profundo significado!
Descubrimos ese significado y ese propósito solamente cuando hacemos a Dios el punto de referencia
de nuestras vidas. Una paráfrasis de Romanos 123 dice, "La única forma exacta de entendernos
a nosotros mismos es por medio de quién es Dios y qué es lo él que hace por nosotros."
Este poema de Russell Kelfer lo dice todo:

Eres quien eres por una razón,
Eres parte de un plan intrincado.
Eres un diseño único, valioso y perfecto,
Llamado el hombre o la mujer especial de Dios.

Te ves como te ves por una razón.
Nuestro Dios no cometió un error.
El te entretejió dentro del vientre,
Eres lo que él quería hacer.

Los padres que tuviste fueron los que él escogió,
No importa qué sientas por ellos,
fueron diseñados especialmente
con el plan de Dios en mente,
Y ellos tienen el sello del Señor.

No, ese trauma que sufriste no fue fácil.
Y Dios lloró que te dolió tanto;
Pero fue permitido para moldear tu corazón
Para que crecieras a Su semejanza.

Eres quien eres por una razón,
Has sido formado por la vara del Señor.
Eres quien eres, amado,
¡Porque hay un Dios! 11

Día Dos
Pensando En Mi Propósito

Un Punto Para Reflexionar:
No soy un accidente.
Un Versículo Para Recordar: "Yo soy el creador de ustedes. Estaban bajo mi cuidado aún antes de
que nacieran." Isaías 44:2 (CEV)
Una Pregunta Para Considerar: Sabiendo que Dios me ha creado de forma única, ¿qué áreas
de mi personalidad, de mi pasado y de mi aspecto físico estoy luchando por aceptar?


publicado por: Edgar Peroza (Edu)

Haz click aquí para escucharlo